Bien conscientes de que en los momentos decisivos de nuestra vida Dios está siempre con nosotros,

 Él sabe bien lo que se encuentra en nuestro corazón y bien conoce nuestras necesidades: familiares, problemas de salud, el trabajo para jóvenes y familias que no lo encuentran, dificultades económicas, familias rotas, la nostalgia de seres lejanos, la falta de sentido u orientación, las injusticias sufridas en propia carne, las nuevas pobrezas… Dios no es insensible a nuestras necesidades, y María las acoge como una Madre buena hace siempre con las necesidades de sus Hijos.

http://www.revistaecclesia.com/homilia-del-obispo-de-bilbao-en-la-fiesta-de-la-asuncion-de-maria/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s