Los tres policías

La lectora provisoria

Un análisis casero de la coyuntura

por Quintín

Al principio no me di cuenta de lo que estaba pasando. Hasta que me puse a hablar con una mujer policía mientras esperaba en la puerta de la veterinaria. Era muy joven, parecía demasiado frágil como para enfrentar a un delincuente y no se diferenciaba de otras veinteañeras que trabajan en una panadería o estudian licenciatura en turismo

Ver la entrada original 2.019 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s